Bandera de Tabasco

La bandera de Tabasco está dividida de manera diagonal por blanco y amarillo que conmemoran el encuentro pacífico entre la cultura prehispánica y los conquistadores en esa región; en primer plano está el penacho perteneciente al cacique Tabscoob, quien estuvo al centro de ese diálogo.

Pese a sus múltiples interpretaciones, el argumento más aceptado detrás del origen del nombre de Tabasco es aquel que lo relaciona al halach iunic —o cacique— maya Tabscoob, que gobernaba la provincia de Potonchán y que el 8 de junio de 1518 se entrevistó con Juan de Grijalva. Parte del encuentro incluyó el intercambio de regalos y de intenciones políticas; según la entrada de Tabscoob en Wikipedia:

[Grijalva] le habló al cacique maya con cortesía, exponiéndole que venía a nombre de un gran señor llamado Carlos V el cual era muy bueno y los quería tener por vasallos. Tabscoob le respondió que ellos vivían felices así y que no necesitaban de otro señor, y que si quería conservar su amistad, que se marcharan. Grijalva, después de abastecerse de agua y víveres, se embarcó rumbo a Culúa (hoy San Juan de Ulúa).

Un año después, Tabscoob se enfrentaría a Hernán Cortés en batalla de Centla, que es el primer gran encuentro bélico que da lugar al virreinato; el cacique también juega un papel importante al entregar, después de la derrota, a 20 mujeres como lo dictaba la tradición y entre quienes se encontraba Malintzin o Malinche.

El penacho de plumas de quetzal representa a Tabscoob al centro de diálogo; el enfrentamiento de las culturas indígenas en blanco y los conquistadores españoles en amarillo; la diagonal simboliza el cambio de poder de la región, de izquierda a derecha.